fbpx

10 FORMAS DE CUIDAR TU CABELLO ESTE 2022

Aliméntate bien

Como dice el dicho, somos lo que comemos, y eso se refleja en nuestro exterior. Y, obviamente, también se muestra en el cabello. Se debe mantener una dieta equilibrada: a base frutas, verduras, carne y pescado para aportar las vitaminas y las proteínas que el pelo necesita para ser más sano y fuerte.

Cuida el cuero cabelludo

Para tener un pelo sano y fuerte también se debe cuidar la piel del cuero cabelludo. Se trata de la «gran olvidada en lo que a cuidados capilares se refiere», indica Yolanda Izquierdo, del equipo de Educación de Montibello. Por eso, es necesario realizar una exfoliación capilar, de 1 a 2 veces al mes, con un peeling suave adecuado para esta zona.

Así, oxigenarás, eliminarás residuos, células muertas e, incluso, mejorarás el exceso de sebo. Dejarás tu cabello y tu cuero cabelludo preparados para recibir los productos que apliques a continuación, y notarás los resultados de una manera mucho más efectiva.

Escoge el shampoo adecuado

Es el primer paso del cuidado capilar, el punto de partida. Elegir el champú que se adecúe a las necesidades del cabello nos ayudará a mantenerlo limpio y suelto por más tiempo.

Por lo que hace a la frecuencia, lo ideal es lavar el pelo dos veces a la semana, ya que si se lava muy frecuentemente se debilita la melena y, por encima de todo, el cuero cabelludo. Y, si se desestabiliza este, puede provocar picores, irritación, descamación, exceso de grasa o sequedad. Además, un truco: durante el lavado, masajea suavemente el cuero cabelludo y no lo frotes insistentemente. La fricción no aporta limpieza, solo complica el desenredado.

Portégelo del calor

Seguro que te suena el encrespamiento, o frizz, la falta de volumen, o cabellos sin forma. Son algunos de los problemas más frecuentes. Y, para combatirlos, solemos recurrir a nuestras herramientas de confianza: secador, plancha, tenacillas… Pero se debe ir con cuidado, son fuentes de calor, y no usarlas adecuadamente puede volver nuestro cabello seco, quebradizo, sin brillo y sin vitalidad.

Por eso, es necesario protegerlo. No acerques demasiado el secador a la fibra capilar, utiliza un cepillo térmico adecuado para repasar la forma, y alterna la temperatura para sellar mejor el peinado y minimizar los daños. Si decides recurrir a planchas o rizadores, controla muy bien el tiempo que dejas tu cabello expuesto al calor. ¡Y muy importante! Usa siempre un protector térmico del calor.

Productos veganos

Una tendencia que ha llegado para quedarse. La gran cantidad de ingredientes naturales presentes en sus fórmulas sientan muy bien al cabello, y así se evitan los químicos que pueden irritar.

Hidrata tu cabello con frecuencia

Es importante hacerlo durante todo el año pero, sobre todo, en los meses más fríos del año porque el cabello se reseca más. Usa mascarillas hidratantes, y déjalas actuar el tiempo necesario (de media unos 20 o 30 minutos). Hazlo con el cabello limpio, y quitando el exceso de humedad. Después de su uso, retira con abundante agua y procede a peinarte. ¡Notarás la diferencia!

Cepilla tu pelo antes de dormir

Aunque parezca un mito, no lo es. Cepillarlo cada noche te ayudará a que se mantenga saludable y brillante. Y, si tienes el pelo rizado no te preocupes. No lo cepilles excesivamente, ni con un cepillo convencional, ya que eso solo provocará encrespamiento. Usa un cepillo adecuado, con púas separadas.

Acude a la peluquería

Que mejor que dejar que traten tu cabello profesionales del sector. Cada 2 o 3 meses acude a tu peluquería de confianza para sanear tu melena: puedes repasar el color, el corte, realizar un tratamiento de hidratación, fuerza o brillo. Verás que así tu cabello será menos rebelde y se mantendrá más tiempo sano.

Atrévete con un cambio de look

¡Año nuevo, look nuevo! Es una maravillosa época para renovar tu estilo cambiando de corte o de color. Y, si lo que quieres cambiar es lo último, ten en cuenta estos pasos:

  • Realiza el cambio de color gradualmente, siguiendo un proceso adecuado. Evita realizarlo de forma brusca o agresiva para la fibra capilar, porque el pelo se podría debilitar.
  • Ponte siempre en manos de un profesional. No habrá nadie mejor para guiarte en el cambio de look con total seguridad.
  • Opta por coloraciones veganas, con sustancias naturales protectoras que le irán bien a tu pelo.

Protege la melena del sol

Como ya hemos dicho en mil ocasiones, y no nos cansaremos, protegernos del sol es muy importante. Y no solo en cara y cuerpo, sino que el cabello también demanda este cuidado. Los rayos solares y la exposición prolongada al sol provoca que el cabello se reseque, pierda su color y se muestre mucho más frágil. Usa un acondicionador instantáneo de cabello y de la piel, que protegerá el pelo y el cuero cabelludo. Será una gran defensa frente a los agentes externos.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Facebook
WhatsApp

OTROS TIPS DE INTERÉS

ESTAMOS EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE Y OBTÉN SORPRESAS

Déjanos tus datos y recibe toda la info. de nuestra próxima masterclass y un 10% OFF en cualquier servicio.