fbpx

10 PASOS PARA UN PEDICURE IDEAL

  1. Consigue tus herramientas

Antes de comenzar, te recomendamos crear un espacio despejado en donde puedas estabilizar tu pie, esto hará todo mucho más cómodo y fácil.

Para empezar necesitas:

  • Quitaesmalte
  • Algodón
  • Cortaúñas
  • Lima de uñas
  • Esponja para pulir uñas
  • Lima para pies
  • Exfoliante
  • Loción
  • Jabón líquido
  • Suero de cutícula
  • Toalla
  • Capa de base
  • Esmalte de uñas
  • Capa superior de secado rápido
  1. Retira el esmalte viejo

El primer paso es quitar todo el esmalte viejo, prueba usar almohadillas de algodón ya que no dejan tanta pelusa. Te recomendamos mejorar tu quitaesmalte y probar uno libre de acetona y parabenos, esto ayudará a que tus uñas estén más saludables a largo plazo y valdrá la pena el costo extra.

Llena la almohadilla con quitaesmalte, y presiona el algodón en la uña, déjalo en remojo durante unos segundos antes de limpiarlo.

  1. Baño relajante para pies

A continuación, remoja tus pies en una cubeta con agua templada y jabón líquido, para suavizar la piel y relajar todos tus sentidos. Después de unos 10 minutos, sécate los pies con una toalla limpia.

  1. Lima los talones de tus pies

Una vez que las plantas de tus pies estén suaves, talla suavemente la piel muerta con una lima ligera. Asegúrate de suavizar solo los talones y las partes ásperas y no quitar demasiada piel (tus callos están ahí por una buena razón).

  1. Cuida tus cutículas

Recomendamos recortar lo menos posible (o nada) las cutículas ya que es mejor que lo haga un profesional…

  1. Exfolia tus pies y piernas

Un paso opcional para sentirte en un spa es exfoliar tus pies y piernas. Con una almohadilla frota ligeramente tus pies, talones y la parte inferior de las piernas con un exfoliante para eliminar los últimos puntos ásperos.

  1. Recorta, lima y pule tus uñas

Recorta las uñas de los pies en línea recta y lima el borde hasta obtener la forma que desees. Con una lima doble; alisa el borde de la uña con la superficie más delgada, y con la superficie más gruesa da forma a las uñas. ¡Asegúrate tener en cuenta tu estilo de vida al elegir la longitud y forma de las uñas de los pies!

  1. Hidratar, hidratar, hidratar

Termina el tratamiento con un buen humectante, aplicándolo desde los dedos de los pies hasta las pantorrillas. Aparte de ser agradable, también ayudará a hidratar la piel después de frotar y remojar.

  1. ¡Hora de pintar!

Empieza aplicando una capa base delgada, con tres pasadas: una en el medio y otra en cada lado. Una vez que la base se haya asentado, aplica una fina capa de esmalte para comenzar, no olvides esperar un minuto antes de agregar la segunda capa.

10. Termina con una capa de secado rápido y suero para cutículas

Para sellar el color, termina con una capa superior de secado rápido. Limpia con cuidado cualquier error con un hisopo de algodón humedecido con quitaesmalte. Una vez terminado y seco, eres libre de admirar tu trabajo. Para aprovechar al máximo tu pedicura, te recomendamos usar un suero para cutículas todos los días, y reaplicar una capa superior cada pocos días para evitar que se estropee.

Una vez que pruebas este tutorial de 10 pasos, es posible que nunca quieras regresar al salón por una pedicura, lo que será una gran noticia para ti y tu cartera.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Facebook
WhatsApp

OTROS TIPS DE INTERÉS

ESTAMOS EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE Y OBTÉN SORPRESAS

Déjanos tus datos y recibe toda la info. de nuestra próxima masterclass y un 10% OFF en cualquier servicio.